Archive for julio, 2010

Al menos dos docenas de compañías comercializan “test de ascendencia genética” para ayudar a los consumidores reconstruir su historia familiar y determinar el origen geográfico de sus ancestros​​. Más de 460.000 personas han comprado estas pruebas en los últimos 6 años (1), y el interés público está todavía creciendo (1-4). Algunos científicos apoyan esta iniciativa porque hace que la genética sea accesible y relevante; otros lo ven con indiferencia, ya que consideran los tests meramente como “recreacionales”. Sin embargo, los científicos y los consumidores deben aproximar el estudio de ascendencia genética con precaución debido a que (i) las pruebas pueden tener un profundo impacto en individuos y comunidades, (ii) las suposiciones y limitaciones de estos tests los hacen menos informativo, menos de lo que muchos se dan cuenta, y (iii) la comercialización ha propiciado prácticas engañosas que refuerzan concepciones equivocadas.

 

Descargue el documento para leer el texto completo del artículo:
BOLNICK, Deborah A.; Duana FULLWILEY, Troy DUSTER, Richard S. COOPER, Joan H. FUJIMURA, Jonathan KAHN, Jay S. KAUFMAN, Jonathan MARKS, Ann MORNING, Alondra NELSON, Pilar OSSORIO, Jenny REARDON, Susan M. REVERBY y Kimberly TALLBEAR
(2007[2011]). “La ciencia y el comercio de los tests de ascendencia genética”. GGIP.

Panel at the Annual Meeting of the Society for Social Studies of Science (4S), Tokyo, Japan, August 28th.

 

Panel description:

A mediados del siglo XX los cambios tecnológicos en el transporte y la preservación transformaron las partes del cuerpo de los llamados pueblos primitivos en la cultura material de la ciencia biomédica. Como especímenes, estos materiales circulan a través de redes de intercambio que animan una comunidad científica global. Como lo ha demostrado la historia de Warwick Anderson sobre kuru (2008), la movilización de muestras “indígenas” es una práctica completamente biosocial, dado que como objetos científico, estos vienen a sustituir a las personas o incluso a comunidades enteras. Es a través de los procesos en curso y de procesos de alienación, transformación e intercambio desiguales que el conocimiento, su valor y obligación son producidos.

Esta sesión tiene como objetivo examinar los entrecruzamientos entre poblaciones caracterizadas como indígenas como los científicos, quienes introdujeron estas partes corporales en regímenes globales de valor. En las presentaciones específicamente exploraran y ampliarán los argumentos de Anderson al evaluar otros casos—tanto históricos como contemporáneos—, en donde sustancias corporales indígenas sustancia corporal han servido como un reservorio para la investigación científica. Queremos entonces preguntar: ¿Cuáles son las condiciones de posibilidad históricas de que condujo a que partes de cuerpo indígena cuerpo entraran a circular en un proyecto en curso de producción de conocimiento sobre la salud humana y la identidad? ¿Cuáles son los legados materiales de los cientos de miles de muestras que persisten en congeladores de laboratorio alrededor del mundo? ¿Qué tipo de trabajo técnicos, éticos y emocionales están involucrados en el mantenimiento de estos repositorios biológicos? En este mismo sentido, ¿cuáles son las implicaciones sobre cómo los cambios en la práctica experimental, tales como los análisis de ADN y PCR, han permitido que muestras de sangre recolectadas previamente sean usadas con nuevos propósitos? ¿Cómo cambios poscoloniales sobre valor, tales como la idea emergente de entender muestras biológicas como bienes culturales individuales o colectivos, están reconfigurando la relación entre científicos pueblos indígenas? ¿Qué sucede con los intercambios cuando se presume que las muestras son inalienables de su origen o cuando estas han sobrevivido los cuerpos de los cuales fueron extraídos? Finalmente, ¿cómo ha sido afectada la circulación de muestras “primitivas” por la problematización de movimientos indígenas globales sobre tales prácticas?

Moviéndose entre los laboratorios, el campo y los archivos, las presentaciones en este simposio explorarán estos cuestionamientos desde una variedad de perspectivas nacionales. Nuestro objetivo es ampliar la comprensión sobre cómo la ciencia y la tecnología, en particular la biomedicina se han conseguido un papel central en la constitución moderna de la diferencia, la cultura y la política global. En concreto, los trabajos contribuirán al desarrollo de perspectivas comparativas desde STS que enlazan las prácticas biomédicas con ideas que caracterizaron la frontera colonial con la contestación científica contemporánea y cultural por la autoridad que hoy en día constituyen las tecnologías de frontera de la ciencia genética. Al examinar diferentes contextos nacionales (Australia, Canada y Colombia), el panel explorará las tensiones y las continuidades entre entre proyectos “coloniales” que buscaron mapear diferencias biológicas y nuevos acuerdos biopolíticos y negociaciones éticas en juego en la inclusión y la participación de los pueblos indígenas dentro de una investigación biomédica “postcolonial”. Prestar atención antropológica e histórica al tráfico de sustancias corporales provenientes de pueblos indígenas posibilitará nuevas dimensiones sobre la ética, la ciudadanía, el comercio, la política y los movimientos sociales en el mundo poscolonial.

View full article »

Powered by WordPress | Theme: Motion by 85ideas.